Violencia Epistémica: Significado, Continuidad Histórica y Resistencia en el Pueblo Masái

Hoy, Celia Ros Álvarez, voluntaria de Maisha Roots, nos presenta una reflexión muy interesante del término de Violencia Epistémica:

La violencia epistémica, es un concepto acuñado por el filósofo Boaventura de Sousa Santos. Se refiere a la imposición de un conocimiento hegemónico y dominante sobre otras formas de conocimiento, deslegitimando y marginando las perspectivas no occidentales. Este fenómeno ha sido evidente en las relaciones entre Europa y diversas comunidades indígenas alrededor del mundo, incluyendo la comunidad masái en Arusha, Tanzania.

La violencia epistémica la constituyen discursos que no toleran las epistemologías alternativas y pretenden negar su valía perpetuando la opresión de sus saberes y así justificando su dominación. Esto es la represión epistemológica de “los otros” mediante la denigración e invalidación de sus saberes. Haciendo del conocimiento occidental el discurso universal.

Esto implica controlar el conocimiento constituyendo una lógica binaria, que reprime y ridiculiza las diferencias del Sur Global, buscando su dominación. Ocurre en todos los sistemas en los que se establecen relaciones asimétricas de poder. El ejercicio de esta violencia implica una actitud etnocéntrica, “actitud del grupo, etnia o sociedad que presupone su superioridad sobre los demás y hace de la cultura propia el criterio exclusivo para interpretar y valorar la cultura y los comportamientos de esos otros grupos, etnias o sociedades”.

Este paradigma surge en la ilustración, cuando aparecen las ciencias sociales, humanas y naturales que dieron lugar a la justificación de la nueva ideología a través de distintas teorías sobre la raza, que presuponían siempre la superioridad de la raza blanca sobre todas las demás. Años más tarde, durante el colonialismo europeo, estos impusieron sus propias ideas y concepciones del conocimiento, relegando las formas de sabiduría y comprensión del mundo indígena a un estatus inferior. Ignorando las tradiciones y conocimientos locales, y forzando la pérdida de la autonomía intelectual masái. Este despojo epistémico tuvo profundas implicaciones para la preservación de sus identidades culturales y conocimientos tradicionales.
 
Actualmente la violencia epistémica sigue instaurada en la mentalidad occidental y nos afecta de manera individual y colectiva, influyendo en las relaciones Norte-Sur Global. Algunos ejemplos son el dominio occidental de la narrativa histórica, siendo mayoritariamente eurocéntrica. Contribuyendo a la deslegitimación de las contribuciones masái y de otras comunidades al desarrollo histórico. La historia ha sido a menudo contada desde la perspectiva europea, minimizando las ricas tradiciones intelectuales y culturales de los masáis, y presentando una imagen distorsionada de África y sus habitantes.

También se puede ver en la industria turística, a menudo controlada y gestionada desde perspectivas europeas, que ha contribuido a la distorsión y comercialización de las prácticas culturales indígenas. Las representaciones estereotipadas y folclóricas para atraer a turistas han llevado a una simplificación de la rica herencia cultural masái, perpetuando una visión eurocéntrica que reduce su diversidad a elementos superficiales y exotizados. Esto a su vez está muy relacionado con el contemporáneo debate sobre como occidente coge las identidades del sur global, (a las que históricamente ha explotado) y las usa de disfraz. Por ejemplo, son comunes los disfraces de indio, de aborigen o de catrina.

También, la investigación antropológica y etnográfica realizada por académicos europeos a menudo ha reflejado prejuicios y estereotipos culturales. En muchos casos, los masáis han sido objeto de estudios que enfatizan aspectos que se ajustan a las expectativas occidentales, mientras que se pasan por alto o subestiman sus propios sistemas de conocimiento y formas de vida.

La violencia epistémica no está aislada, sino que se entrelaza con otras como la económica o la política. Por ejemplo, podemos ver como la explotación de recursos naturales en territorios del Sur Global por parte de países o empresas del Norte Global ha supuesto el despojo de tierras y el desplazo involuntario de personas de sus hogares, y la pérdida de sus formas tradicionales de vida. No dándole importancia a sus conocimientos sobre el manejo sostenible de la tierra, o ignorando que muchas comunidades indígenas consideran esenciales las relaciones del ser humano con la naturaleza.

En respuesta a esta violencia epistémica, se debe proceder a la descolonización epistemológica, para dar paso luego a una nueva comunicación intercultural, a un intercambio de experiencias y de significaciones. En este contexto, resultan inevitables a la vez que necesarios, los movimientos de resistencia y la revitalización de las formas tradicionales de conocimiento entre las comunidades indígenas. Además de no negar la capacidad a las organizaciones locales y líderes comunitarios que están trabajando para preservar las prácticas culturales y los sistemas de conocimiento autóctonos. También debe crecer la conciencia global sobre la importancia de la diversidad cultural y epistémica para que se permita un mayor reconocimiento de la validez de los conocimientos no occidentales.

Desde Maisha Roots te animamos al pensamiento crítico y a la reflexión. Por ejemplo, la próxima vez que veas un mapa del mundo, piensa en lo poco que te sorprende que Europa ocupe la posición central.


Comentarios

Entradas populares de este blog

¡La segunda edición del Tanzania Forum ya está en marcha!

¡Nuestro primer evento en Valladolid!

Matrimonios infantiles: la asignatura pendiente del Gobierno de Tanzania

Educación para el Desarrollo y Maisha Roots

Construyendo un Futuro sin Violencia de Género: El Compromiso de Maisha Roots